MECHONA FEN DESTACÓ EN LATINOAMERICANO DE ESQUÍ ACUÁTICO

Hace dos fines de semana la estudiante de Ingeniería Comercial, Terhi Gisler Englander, participó en la edición N°37 del Campeonato Latinoamericano de Esquí Acuático, realizado en el lago Los Morros de San Bernardo, donde consiguió estar entre los Top 5 en cada disciplina en que compitió.

Con el 2do lugar en Salto, 4to en Slalom y 5to en Figuras, la estudiante destacó en la categoría Open, competencia abierta donde se enfrentó a deportistas de diferentes países y edades. ‘‘Quedé muy contenta con los resultados porque salí subcampeona latinoamericana en Salto, que es mi fuerte’’, comentó la estudiante por su reciente competencia.

Pero Terhi conoció las emociones de un buen desempeño deportivo desde pequeña. Su abuelo paterno de nacionalidad argentina, comenzó a esquiar a los 36 años, llegando a ser presidente de la federación de su país por unos de 20 años. Luego, el legado lo continuó su padre, campeón de esquí en reiteradas ocasiones y quien inculcó el esquí a Terhi y a su hermano cuando ella tenía alrededor de dos años.

Hoy en día Terhi forma parte de dos representantes de esta disciplina que este año se unieron a FEN, sumando la facultad un total de 37 estudiantes deportistas destacados. Este nuevo desafío la tiene muy contenta y comprometida, en el que es consciente de que no podrá entrenar al nivel de antes, pero todo lo que ha descubierto en la carrera la llena de tal forma que solo espera compatibilizar lo mejor que pueda sus responsabilidades académicas con el deporte de toda su vida.

¿Cuáles fueron tus inicios en el esquí acuático?
Después de mi abuelo, mi papá siguió con el deporte y nos lo inculcó a mí y a mi hermano de 12 años. Desde los dos años practico esquí y desde los ocho de manera competitiva. A los 12 tuve mi primer torneo internacional que fue un latinoamericano en Perú, y me encantó. Recuerdo que estaba muy nerviosa, pero tuve muy buenos resultados y logré entrar a las finales, que era mi meta, así que estuve muy contenta porque era algo nuevo para mí. (…)

Actualmente compito por la selección argentina, mi papá es argentino y por ello me correspondía el pasaporte de ese país. Debo decir que a los deportistas en Chile no los apoyan de buena manera, y cuando mis papás se dieron cuenta de que tenía un nivel competitivo, tratamos de competir por Chile, pero al averiguar un poco descubrimos que no nos aportarían significativamente, así que investigamos y logré entrar a la Federación Argentina. En este país el
fomento al deportista es mucho mayor y actualmente tengo dos becas que me permiten entrenar, que son muy importantes porque mi deporte es caro; necesito una lancha, tener los esquíes, que alguien maneje la lancha… no es algo que se financie de un bolsillo común y corriente, entonces cualquier ayuda es valorada.

¿Cuándo y cómo comenzaste a ver el deporte desde una perspectiva más profesional?
Luego de mi primer latinoamericano me empecé a dar cuenta que el esquí ya no era un hobbie o algo que me gustara hacer solo durante el verano, sino que era una parte de mi vida a la que debía dedicarle más tiempo. Así comencé con un entrenamiento de cinco veces a la semana y cuatro veces al día. (…) A medida que fui creciendo, fui consciente de la responsabilidad que tenía con la Federación. El que un país te apoye y financie quiere decir que debes responderle con logros, es un vínculo recíproco. A veces hay que sacrificar cosas por tener un buen rendimiento, pero al final lo haces con gusto.

Ya conocimos sobre tu primera competencia, ¿cómo te fue en la última?
¡Me fue muy bien! Participé en el Latinoamericano de Esquí Acuático que se hizo en la laguna Los Morros, que fue su 37ª versión. Hasta el año pasado competía en la categoría ‘‘Juvenil’’, pero ahora estoy en la categoría ‘‘Open’’, que es más compleja porque ingresan todos los que quieren competir, no hay una restricción en los competidores y no hay límite de edad, pero sí debes tener una marca mínima para entrar.

Quedé muy contenta con los resultados porque salí subcampeona latinoamericana en Salto, que es mi fuerte. En Slalom quedé cuarta y en Figuras quinta, esta no es mi disciplina más potente, entonces para mí fue una posición importante.

¿Cuáles son tus mayores logros?
En los ODESUR del año pasado de Cochabamba, Bolivia, quedé tercera… este es sin duda mi mayor logro. He sido subcampeona latinoamericana de la categoría abierta varias veces. En 2015 fui campeona latinoamericana, en 2014 quedé tercera en el panamericano y este año salí cuarta. Para marzo 2018, que se calcula un ranking mundial, estaba 15 en la lista.

¿Cómo es tu rutina de entrenamiento?
Mi entrenamiento, en época de colegio, era de cuatro días a la semana y tres esquiadas al día, eso ha cambiado un poco ahora que entré a la universidad, por lo que compenso con gimnasio dos veces a la semana (…). Previo al torneo, estuve yendo sábados y domingos al lago Rapel, no tengo la posibilidad de quedarme allá así que iba por el día solamente, y ahí esquiaba cerca de cuatro veces entre 20 a 40 minutos por disciplina.

En la semana trato de esquiar dos veces al día. A veces se me complica la gestión para hacerlo, porque debo ir en metro a juntarme con mi mamá en cierto punto para llegar al Lago… solo en el viaje me demoro como hora y media. Recuerdo que cuando iba los fines de semana, salía de mis ayudantías de los sábados, me iba a mi casa en Buin, y de ahí me pasaban a buscar para estar por el día en el lago… y al otro día de nuevo a levantarse temprano a entrenar. Fue matador, pero dio frutos en el torneo.

¿Cómo has compatibilizado ese entrenamiento con tus responsabilidades académicas?
Cada vez se me hace más difícil, la verdad. En básica y media recibí mucho apoyo de mi colegio, cada vez que tenía un campeonato o entrenamiento me permitían faltar a clases y recuperar pruebas después. Para estudiar, me llevaba mis cuadernos a donde viajara y les pedía a fotos a mis compañeras para poder escribir y estar al día. Cuando volvía me quedaba en las tardes con los profesores para que me ayudaran.

Ahora, en la universidad, me ha costado un poco más por los tramos que hago hasta Buin. La carrera es exigente, pero estoy muy contenta con ella. Me encanta lo que estoy haciendo. Ya no puedo entrenar ni la mitad de lo que entrenaba antes y mi horario no es muy flexible en este momento, pero eso lo compensa todo lo que me encanta la carrera.

¿Por qué decidiste estudiar Ingeniería Comercial en FEN?
No pude tener mucha preparación para la PSU porque ese año tenía el mundial, por lo que me concentré en tener un buen NEM y ranking. Me enfoqué en eso y logré obtener un 67 en el colegio, lo que me favoreció mucho en la PSU (…). Después, cuando me dieron los resultados y supe que entraba a la U. de Chile estaba más que contenta… no podría haber pedido más, fue un año completísimo. Mis papás estaban muy contentos también. Durante los procesos de admisión y matrícula, conocí mejor la facultad y me encantó. Además, en diciembre me invitaron a un almuerzo donde me hablaron de FEN y me di cuenta que había tomado la decisión correcta. Hoy puedo decir que no tengo ni un solo profesor que no me guste. Todos son un 7 y a cada uno que le he mencionado que soy deportista -sobre todo con la pasada competencia- siempre se ha mostrado súper dispuesto. (…) He sentido el apoyo que me entrega la facultad y en eso Javier Chacón, Director de Nexo Deportes, ha sido fundamental… recurro a él ante cualquier cosa y vemos qué es lo mejor que podemos hacer.

¿Por qué es importante para ti complementar tu carrera deportiva con una carrera profesional?
Me encanta mi deporte y creo que puedo dar más que eso. Siento que soy una persona capaz de compatibilizar ambas cosas y siempre me fue importante poder ser una profesional. Quiero tener mi trabajo y mi deporte, ser una persona integral al complementar esas dos cosas. Además, del esquí no puedes vivir y hay que considerar que la carrera deportiva llega hasta los 35 años¿ aproximadamente, así que creo que es muy importante el poder desarrollarte académicamente. Mi papá es mi entrenador y él me fomentó el área deportiva, por otro lado, mi mamá siempre me dijo que si no tenía buenas notas no esquiaba, entonces desde que recuerdo he tenido presente
las dos aristas.

¿Qué significa para ti tu deporte?
Es un complemento de vida. El esquí es un deporte increíble que invito a todo el mundo a hacer, se pasa muy bien. Creo que cuando uno decide ser deportista se sacrifican muchas cosas, partiendo por las juntas, ver a tus amigas, estar en el colegio… en cuarto medio casi no estuve y me perdí varias cosas. Pero, por más que me las haya perdido, si lo tuviera que hacer de nuevo lo haría cinco veces si es necesario, porque lo que te brinda el deporte no te lo da otra cosa. El deporte te da disciplina…y lo noto en que mi rendimiento académico baja cuando no esquío. A veces las personas me preguntan que cómo puedo hacer ambas cosas, pero yo les hago la misma pregunta al revés… que cómo lo hacen para hacer solo una. (…) Cuando entré a la universidad me pregunté: ¿podré seguir esquiando? Y si bien sé que no lo podré hacer como antes, o de manera tan competitiva, sé que lo quiero mantener en mi vida, porque lo necesito dentro de ella.

ACREDITACIONES

 

 

 
REDES SOCIALES

ESCUELAS DE PREGRADO
Diagonal Paraguay 205 - Edificio Z 2° piso
admisioncarrreras@fen.uchile.cl / Teléfono (56-2) 2 978 39 38
Santiago de Chile - Código Postal 8330015

GERENTE DE CALIDAD Y CONFIABILIDAD DE GOOGLE REALIZÓ CHARLAS A ESTUDIANTES

En el marco de la conmemoración del aniversario número 30 de la carrera de Ingeniería en Información y Control de Gestión, la Facultad de Economía y Negocios recibió a Manuel Palacios, Gerente de Calidad y Confiabilidad de Google, quien el pasado miércoles 24 de abril realizó dos charlas a nuestros y nuestras estudiantes sobre ‘‘Alineamiento Organizacional’’ y ‘‘Empresas de Base Tecnológica’’ desde el enfoque de la innovación tecnológica.

La ocasión fue presentada por la directora de la Escuela de Sistemas de Informaron y Auditoría (ESIA), Verónica Pizarro, quien hizo énfasis en que ambas charlas, a través de la experiencia del invitado, les mostrarían nuevas formas de abarcar sus especialidades desde áreas, temas y rubros que van más allá de lo tradicional. ‘‘La mirada que nos va a mostrar Manuel Palacios sobre el emprendimiento en temas de tecnología es muy importante. Nos guiará en las preguntas que les llamarán la atención y que, en este momento de formación, les pueden hacer empezar a soñar y
darse cuenta de las cosas que les interesan’’, comentó la directora en la ocasión.

Manuel Palacios es licenciado en Ingeniería Mecánica de la Universidad de Costa Rica, especializado en Ciencia de Materiales enfocada a Semiconductores en la Arizona State University, y Master en Administración de Empresas con énfasis en Comercio Internacional de la Universidad de Costa Rica. Cuenta con más de 20 años de experiencia en Sistemas de Computación Electrónica de vanguardia y en Componentes Semiconductores del ciclo de vida de los productos. Es experto en fabricación y calificación de productos, ingeniería de confiabilidad, análisis de fallas y gestión de proveedores. En cuanto a su trayectoria profesional, ha formado parte de compañías como Motorola Corporation (AECG) Costa Rica, Intel Corporation y Amazon’s Lab126.

Desde junio de 2015 forma parte de Google, una de las compañías de servicios de internet, sistemas y dispositivos tecnológicos más grandes del mundo que, según comentó, cuenta con más de 92.526 googlers (empleados) y más de 100 oficinas en 50 países, consiguiendo un ingreso cercano a los 120 mil millones de dólares al año, una empresa que crece a diario en la que destaca la particularidad de su cultura organizacional.

‘‘Tiene que ver con ser pragmáticos, basarse en datos, es una cultura muy abierta que se conoce como Default to Open, es decir, que la posición normal ante toda información es hacerla pública y abierta, donde todos los empleados tengamos acceso para que podamos participar (…). Se basa en el fomento a que la gente sea libre de tomar sus propias decisiones sobre su enfoque en el trabajo, lo que sería contrario a lo tradicional en una empresa donde las personas siguen instrucciones’’, describió Manuel Palacios.

Es en este contexto, que la primera charla se centró en cómo la compañía aplica su filosofía de alineamiento a la cultura organizacional en el desarrollo de productos, sistemas de inteligencia artificial y retos tecnológicos que responden a la necesidad de procesar actividades de inteligencia artificial. Por otro lado, la segunda charla titulada ‘‘Empresas de Base Tecnológica’’, se enfocó en la cultura desde el punto de vista del quehacer de Google, sus áreas de negocios y proyectos de innovación, y cómo es ésta la arista que los guía.

Según explicó Manuel Palacios sobre las temáticas, ‘‘esto es 100% aplicable porque en ambas presentaciones me enfoco en la cultura en relación al comportamiento y maneras de pensar, que se puedan aplicar en cualquier lugar de trabajo por más que la cultura organizacional no sea la misma. Por ejemplo, tomar decisiones basadas en datos y no en opiniones, es algo que todos pueden implementar al buscar un avance dentro del equipo de trabajo. El hecho de que lo que hacemos sea en función del cliente o usuario, es una orientación para satisfacer sus necesidades, lo que es algo que puede favorecer a cualquier empresa donde, en el caso nuestro, hablamos de que es el motor de nuestra innovación’’.

De esta forma los y las estudiantes pudieron vincular las competencias y aprendizajes aprendidos en sus respectivas carreras con la experiencia de un grande tecnológico, que cuenta con distintos programas para apoyar y alentar a los alumnos, capacitar y preparar a los educadores, y patrocinar de la investigación en centros académicos, generando cooperación y oportunidades entre la academia y la compañía.

‘‘Es una combinación excelente. El desarrollo de nuestros productos se basa en la creación de nuevas tecnologías, las que pueden nacer por parte de instituciones académicas (…). Estas instancias les permiten a los y las estudiantes y docentes poder entender cómo funciona nuestra industria y preparar a sus alumnos para el mundo del trabajo, preparando profesionales con una idea más clara sobre nuestro negocio y donde se puede trabajar conjuntamente en el desarrollo de nuevas tecnologías’’, añadió Manuel Palacios.